Imagen de la aplicación de uso interno del personal sanitario

Personal de 23 centros sanitarios de Tudela y la zona de la Ribera han asistido recientemente a una sesión formativa de cara a la próxima implantación en sus puestos de trabajo del ‘Botón de la Seguridad’, un servicio basado en una aplicación informática corporativa de alerta desarrollado por la Sección de Coordinación de Seguridad, con el fin de ayudar al personal público que se encuentre en situaciones de peligro, violentas o de amenaza. Forma parte de la estrategia del Servicio de Desarrollo de las Políticas de Seguridad de la Dirección General de Interior para aumentar la seguridad en la Administración Pública.

A la sesión formativa asistió personal de los centros de salud y consultorios de Tudela Este, Tudela Oeste, Cintruénigo, Fitero, Valtierra, Arguedas, Cadreita, Milagro, Villafranca, Corella, Castejón, Buñuel, Cabanillas, Ribaforada, Cortes, Fustiñana, Cascante, Murchante, Monteagudo y Ablitas. También, de la unidad de Admisión del Hospital Reina Sofía de Tudela y del Centro de Salud Mental de Tudela, además del SNU ((Servicio Normal de Urgencias) en la capital ribera.

Los encargados de explicar el funcionamiento de la aplicación fueron Charo Leoz, técnico de la Sección de Coordinación de Seguridad, Ángel Labiano, jefe de la citada Sección, así como Silvia Serrano, responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea.

El objetivo principal de la herramienta es dotar a las personas que trabajan en la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y sus organismos autónomos de un sistema silencioso de alerta que ayude a gestionar las situaciones violentas a las que se pueda enfrentar, minimizando el tiempo de respuesta de la ayuda y reduciendo de esa forma las situaciones de riesgo.

El sistema se instala en los ordenadores del personal que se considera puede ser susceptible de sufrir estas situaciones y permite, en primera instancia, que la persona en riesgo solicite ayuda a compañeras y compañeros que trabajan en el mismo centro, pasando desapercibida la petición ante otras personas.

Cuando una trabajadora o trabajador se siente en riesgo pulsa en su escritorio el icono rojo del “Botón de la Seguridad” que aparece en su barra de herramientas. Al pulsarlo, envía un mensaje de solicitud de ayuda a los equipos cercanos que están conectados al mismo y permite que éstos pueden contestar desde sus ordenadores enviando un mensaje anunciando que han recibido su llamada y trasladando de esta manera tranquilidad a la persona amenazada, en primera instancia, para acercarse a ese puesto de trabajo para comprobar que todo está correcto y actuar en consecuencia, rebajando con su presencia la tensión o interviniendo si fuera necesario.

Hasta el momento ha sido implantado en las oficinas de Hacienda de Gestión de IRPF y Asistencia al Contribuyente de Pamplona, así como en las oficinas territoriales de este organismo autónomo. También está funcionando en una veintena de centros de Salud Mental y Atención Primaria.

Una vez realizada la formación en los citados 23 centros sanitarios de la zona de Tudela y Ribera, se procederá a su implantación, mejorando así la seguridad de los empleados públicos en dichos Centros.

La implantación del “Botón de la Seguridad” da continuidad a las propuestas que se debatieron en las jornadas tituladas “El reto de la seguridad en centros sanitarios” en diciembre de 2016 en Tudela, y pone de manifiesto el compromiso del Gobierno de Navarra en la protección y bienestar de su personal en los entornos laborales, especialmente en aquellos lugares en los que existen más riesgos de que las y los profesionales puedan sufrir agresiones físicas y/o verbales.

El Gobierno recuerda que la seguridad y el fomento de la confianza entre los profesionales al servicio de la Administración de la Comunidad Foral y la ciudadanía siguen siendo una prioridad esencial. La confianza, el respeto y la empatía son esenciales para crear un clima que permita mantener el bienestar y el nivel de satisfacción de todas las personas usuarias de los servicios que presta el Gobierno de Navarra, así como de sus trabajadores y trabajadoras.