Inicio Opinión Los políticos aragoneses y navarros no se preocupan de los suyos, por...

Los políticos aragoneses y navarros no se preocupan de los suyos, por ASAFRE

El verano está a punto de terminar y con él buen tiempo. Esta época del año es la mejor para llevar a cabo tareas dentro del cauce de los ríos. No obstante, desde las administraciones competentes parece que se han vuelto a olvidar una vez más.

Desde la Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (ASAFRE), estamos cansados de tener que reivindicar todos los años lo mismo y que se haga caso omiso a nuestras importantes peticiones.

Las crecidas del río Ebro provocan destrozos que podrían evitarse si se trabajara en verano en adecentar la ribera y sus inmediaciones. Los ribereños no pueden esperar más. ¿Quién se va a hacer cargo de sus pérdidas en la próxima riada por falta de competencia de las administraciones?

Desde ASAFRE estamos indignados con la Administración. En otras comunidades autónomas los trabajos para minimizar los daños provocados por el Ebro comenzaron hace días y en Aragón y Navarra ni se han iniciado ni se los espera. El gobierno cántabro prometió hacer todo lo posible al respecto en una reunión con ASAFRE meses atrás, y, por el momento, lo está cumpliendo. Prueba de ello es que hace varias semanas que se está trabajando en el acondicionamiento del Ebro en Reinosa.

En Aragón y Navarra, una vez más, estamos a la cola. Esto supone un gran problema para los ribereños, que son quienes sufren en sus propias carnes el olvido de las administraciones competentes hasta que llegan las riadas. Entonces, los políticos sí que se acuerdan y van a hacerse la foto de turno junto a ellos.

Desde ASAFRE, estamos hartos de recordar que si no se realizan tareas de mantenimiento, después lo único que se consigue es malgastar el presupuesto, algo que el Ejecutivo no tiene problema en hacer. Se han invertido miles de euros en proyectos en papel que luego no se han llevado a la práctica por falta de interés administrativo.

Los ribereños no queremos tener la casa llena de documentos sobre qué se podría hacer, queremos salvarla. De nada sirve estudiar decenas de proyectos si luego ninguno se va a realizar en beneficio de los afectados por las crecidas del Ebro. Una vez más, desde ASAFRE manifestamos tolerancia cero a quienes no piensen en el beneficio común y sí en el suyo propio.

Los responsables, con nombres y apellidos, no quedarán impunes esta vez. Desde la asociación, se llegará hasta los tribunales si es necesario para ponerle solución a esta gran problemática de la ribera.

Ya se ha iniciado la cuenta atrás para la próxima riada y no queremos tener que lamentar las irresponsabilidades de los organismos competentes en esta materia.

Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (ASAFRE)

Artículo anteriorTudela rinde el merecido homenaje a las víctimas de ETA y del terrorismo
Artículo siguienteEl Aspil-Jumpers Ribera Navarra jugará la final de la Copa Navarra tras un triunfo agónico por 4-6 ante San Juan