El director tudelano, Miguel Ángel Calvo, arropado por los protagonistas de la obra, José María Asín y Montse Zabalza

Miguel Ángel Calvo Buttini regresa al escenario del Teatro Gaztambide con su segundo texto teatral, «La Bañera», un proyecto que el director tudelano levanta en torno a una solitaria bañera en escena que sirve como excusa para adentrarse en las relaciones de una pareja y sus miedos en el mundo.

Buttini define «La Bañera» como una comedia negra o teatro del absurdo, en la ofrece un retrato de la vida de una pareja en la que José María, quiere conservar la bañera y Montse quiere cambiarla por una ducha. Esta situación dará pie a que se sucedan diversas escenas que van a provocar la risa del espectador al mismo tiempo que descubrimos a los dos personajes, cómo se conocieron o algunos de los momentos más importantes de su vida. «El paso del tiempo y la vida en pareja son cosas que me obsesionan, cómo pueden llevarlo bien, o el cariño de la pareja que sustituye a las pasiones, etc, y que tras su estreno he podido comprobar que es algo con lo que el público se siente bastante identificado», reconoce el autor tudelano.

El director tudelano aprovecha las distintas situaciones que se dan para hablar de las relaciones de pareja y de los conflictos por causas mundanas que pueden llegar a destruirla. «Puede ser como en este caso la bañera, pero también un mando a distancia o cualquier cosa. El texto lleva estas situaciones al límite, por eso me gusta llamarlo teatro de lo absurdo, aunque luego la realidad en ocasiones supere a la ficción», comenta.

Son 65 intensos minutos de representación en los que el director logra mantener de manera constante la atención del espectador con unas transiciones que mantienen a los protagonistas en escena, dotando de rapidez y efectividad a la obra con el propósito de abordar una reflexión sobre las relaciones de pareja haciendo pasar al púbico un rato divertido. «Son temas de los que creo que hay que intentar hablar, pero siempre prefiero dotarlo de un tono cómico y llevado al absurdo en lugar de plantearlo como un dramón», explica.

Los actores José María Asín y Montse Zabalza

Para sacar adelante el proyecto, Buttini ha contado con la productora navarra Global Servicios Culturales, el apoyo del Gobierno de Navarra, y la interpretación de dos navarros, José María Asín y Montse Zabalza, que encargados de dar vida a los dos personajes. «Asín se ha convertido en un amigo más que un actor. Ha estado  conmigo en las dos primeras películas, y en esta ocasión me ha acompañado en el proceso de creación del texto. Con Montse estoy encantado. Ha sido todo un descubrimiento, es bailarina, cantante y una actriz muy versátil que nos ha ayudado mucho con la coregrafía o el montaje de escenas.  He estado muy contento con ellos», asegura.

A nivel personal, reconoce que adentrarse en un nuevo proyecto teatral ha sido toda una alegría. «Cada vez que me pongo con una obra de teatro estoy muy contento. Para mí el teatro es mucho más libre que la ficción. Tanto el documental como el teatro son dos formatos que te permiten experimentar. El teatro juega con los cambios de escena, de tiempos, o te permite entrar en la historia tan solo con una bañera sobre el escenario, algo que nunca funcionaría en una peli de ficción». Volver con este nuevo proyecto a Tudela, confiesa, es todo un reto. «Son tiempos complicados con el tema del Covid, en los que la gente parece que tiene miedo acudir a ciertos sitios, aunque los teatros y los cines se hayan demostrado como sitios seguros. Para mí volver a casa siempre es un reto y estoy encantado de poder estar en el teatro Gaztambide».

Aunque la obra se estrenó el pasado mes de octubre en Burlada y el público de Villava pudo disfrutarla antes de Navidad, la representación de este sábado 15 de enero en Tudela va a suponer el arranque de la gira teatral de «La Bañera», una gira que llega con unas excelentes perspectivas para el director tudelano, embarcado en el que va a ser su quinto largometraje cinematográfico, «Emilia» con el que se adentra en la vida de Emilia Pardo Bazán, y con otro rodaje de ficción previsto para final de año. «La verdad es que 2022 se presenta muy interesante. Desde el 2017 y 2018 no he parado y este año todavía más. Todo con una crisis por medio y un tema complicado, creo que no me puedo quejar», concluye.

Artículo anterior«Quiero ayudar al Aposa Bologna FS de Italia a jugar el play off por el ascenso»
Artículo siguienteLa Asociación Cultural Literatura y Sociedad organiza varios actos en Tudela para conmemorar el 80 aniversario de la muerte de Miguel Hernández