Los niños observan como se hace la operación de plantar un árbol

MANUEL ROMERO/CABANILLAS

El grupo participante partió de las inmediaciones del Club Juvenil en bici hasta llegar al paraje donde en otras ocasiones ya habían hecho alguna plantación.
Al llegar, Félix Ayala, alma mater de las actividades agrícolas para los niños, ya les estaba esperando para explicarles la importancia, no sólo de plantar el arbolado, sino también de cuidarlo y regarlo posteriormente, además de comentarles que no sólo hay que plantar árboles, también las especies de arbustos autóctonas, coscoja, sabina, lavanda, etc.
Después de las explicaciones de Félix, padres e hijos se dedicaron a limpiar de malas hierbas los árboles plantados anteriormente. Otros hacían nuevos hoyos para las nuevas incorporaciones y otros se dedicaban a traer agua desde la cisterna preparada para la ocasión.
Después de la plantación, todo el grupo se dirigió al merendero de la cañada para reponer fuerzas con los bocadillos preparados por los miembros de la APYMA.