Un momento de la procesión del pasado año

Corella se prepara para celebrar su Semana Santa, uno de los mayores atractivos del patrimonio de la localidad junto a su deslumbrante barroco. La procesión del Viernes Santo, que partirá a las 20,00h. desde la Iglesia del Rosario es la gran protagonista de la programación. Declarado acto de Interés Turístico Nacional desde 1967, atrae cada año a cientos de personas que se sorprenden con esta particular representación que intercala pasajes y personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento. La participación de los vecinos, asegura el alcalde de Corella, Gorka García, es una de las claves del arraigo de este acto en la localidad.

La Semana Santa es uno de los mayores atractivos turísticos de Corella, ¿qué es lo que tiene para que tenga tanta tradición?

La Semana Santa es el buque insignia de Corella. Tiene muchas cosas, pero sobre todo mucha participación. Estamos hablando de que intervienen más de mil personas en el desfile con lo cual, podríamos decir que todas las familias participan o han participado alguna vez en la procesión. Es algo que hemos mamado desde pequeños e, independientemente de ser o no ser religioso, la gente participa. Creo que es una de las tradiciones que tenemos que defender por nosotros y sobre todo por las generaciones futuras. para que puedan vivirla con la misma intensidad que la vivimos los mayores.

¿Se hace lo suficiente para promocionarla como recurso turístico?

Desde el ayuntamiento prestamos todo nuestro apoyo a la Hermandad de la Pasión, que  la que organiza la procesión y, por supuesto de la que lleva el peso de su funcionamiento. No existe un apoyo económico a la Hermandad pero sí que ayudamos con la cesión de un local donde se guardan los pasos y tiene a su disposición todos los medios materiales y humanos del ayuntamiento para que la procesión se realiza de la mejor manera posible.

Es un acto que el ayuntamiento apoya al cien por cien. No debemos olvidad que forma parte de nuestro patrimonio, es una celebración de Interés Turístico Nacional desde 1967 y Foral desde el año 2015, un foco de atracción turística muy importante y tenemos la obligación de defenderla.

Además de la participación que menciona, ¿por qué otros aspectos destacaría la procesión de Viernes Santo?

Se trata de un cortejo muy peculiar que se mezcla el Antiguo y el Nuevo Testamento con  un conjunto de personajes que muchas veces se escapan a la lógica. Se trata de una representación Barroca que en su recorrido por las callejuelas, al caer la noche, con el silencio y el sonido peculiar de los penitentes arrastrando las cadenas le dan un hilo de misterio, casi un poco tenebrosa que no pasa indiferente.

Otra de las peculiaridades es que cada paso es particular, y son las familias las que se responsabilizan de su conservación, cuidado, preparación y sacarlo en procesión.

Como corellano, ¿qué momento de la procesión destacaría por su emoción?

Algo muy típico es lo que llamamos el Encuentro, que se produce en el Crucero, en el que Cirineo sale a besas los pies de Jesús y le ayuda a portar la Cruz y la Verónica le limpia la cara. Ese es uno de los momentos más emocionantes y creo que de los más esperados de la procesión.

¿Atrae a muchos turistas?

No podríamos cuantificarlo, pero sí que viene muchísima gente a ver esta procesión.

¿Qué otras actividades destacan de la Semana Santa de Corella?

El concierto Sacro de las Siete Palabras es un acto que cada año despierta más interés y provoca la ovación de la gente. Se celebra en la iglesia del Rosario a las doce del mediodía del Viernes Santo con la participación de la banda de música y el sacerdote va recitando las últimas palabras que pronunció Jesús antes de morir. Es un espectáculo bonito porque además resulta muy vistoso y la verdad es que merece la pena verlo.