Edificio quirúrgico del hospital Reina Sofía

El Hospital Reina Sofía de Tudela ha derivado temporalmente a sus pacientes de hemodiálisis al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), por precaución, tras haber detectado la presencia de la bacteria “bacilo gram negativo” en el circuito cerrado de la central de aguas de la unidad de diálisis. Se espera retomar el servicio de diálisis en Tudela la próxima semana tras aplicar el tratamiento correspondiente a todo el sistema de agua de la unidad.

No obstante, el resultado de las muestras de los análisis efectuados en los monitores individuales de diálisis a los que se conectan los pacientes arrojan un resultado negativo microbiólogico y en endotoxinas, lo que quiere decir que el bacilo gram negativo detectado en la central de circuito cerrado no está presente en los monitores.

A la espera de conocer el resultado de las pruebas analíticas realizadas, se ha administrado tratamiento antibiótico a 4 personas ante el cuadro clínico que presentaban, aunque su situación es estable, según la información emitida por el personal médico del servicio. De estos pacientes, uno de ellos se encuentra ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra, otro se encuentra en régimen de hospitalización a domicilio en tratamiento antibiótico y los otros dos se encuentran de alta en su domicilio con tratamiento antibiótico.

Asimismo, el Hospital Reina Sofía ha adoptado medidas complementarias preventivas con el fin de garantizar la seguridad del paciente en base a las recomendaciones establecidas en las guías correspondientes.

Las medidas se traducen en medidas de desinfección por la sección de mantenimiento y el traslado de los pacientes que habitualmente se dializan en Tudela al CHN de Pamplona durante los próximos cuatro días, en tanto en cuanto se llevan a cabo dichas tareas de desinfección de todo el circuito. Concretamente, se trasladan una media de 20 pacientes cada día para los que se ha habilitado el traslado en ambulancia.

Cabe añadir que también dos profesionales del ámbito de Enfermería, dos técnicos en Cuidado Auxiliares de Enfermería (TCAE) y un médico del Área de Salud de Tudela se han trasladado al CHN para prestar atención a estos pacientes. Durante el fin de semana se trasladarán 3 enfermeras, 3 TCAE y 2 médicos. La implantación de estas medidas ha contado con la estrecha colaboración de las unidades de hemodiálisis del Complejo Hospitalario de Navarra y de los servicios implicados para garantizar la atención de estos pacientes.

ALCER Navarra espera que la Unidad de Hemodiálisis de Tudela “recupere con urgencia su ritmo habitual” tras la detección de la bacteria

La asociación apuesta por nuevos sistema de detección y control en las plantas de agua, así como estrategias participativas para seguir garantizando la seguridad de los pacientes renales

La Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales de Navarra , ALCER Navarra, espera que “regresen en breve a su tratamiento habitual” los 41 pacientes renales trasladados a Pamplona tras la detección de una bacteria en el circuito de agua de la unidad de hemodiálisis del Hospital Reina Sofía de Tudela. Asimismo, apuesta por sistemas de control y detección preventivos más modernos en las plantas de agua para seguir garantizando la seguridad del tratamiento en hemodiálisis, así como estrategias participativas “que den voz” a los pacientes renales.
El presidente de ALCER Navarra, Manuel Arellano, destaca la importancia de la planta de agua en la hemodiálisis, “un proceso renal sustitutivo que limpia la sangre del paciente” y en la que está presente el agua “como factor conductor del tratamiento”
En este sentido, confía en “la vuelta a la rutina en Tudela” de las cuatro personas tratadas tras detectarse la bacteria y de los 41 pacientes trasladados al CHN, “personas mayores y con un estado de salud precario que tienen que ser trasladadas varias veces por semana a Pamplona para realizar el tratamiento, con todo lo que esto supone para su calidad de vida”

Asimismo, la asociación valora la rápida respuesta del departamento de Salud y la colaboración del personal del CHN para dar continuidad al tratamiento de estas personas, si bien demanda “un rápido diagnóstico final de la causa, medidas para evitar posibles sucesos similares en un futuro y una solución urgente, definitiva y eficaz”.

Para ello, la asociación apuesta por sistemas de detección y control más modernos en la planta de aguas para seguir garantizando, como hasta ahora, la seguridad de la hemodiálisis. “Este incidente nos reafirma en la necesidad de contar con una nueva unidad de diálisis en el hospital de Tudela, que tenga un sistema de planta de aguas ultrapuras con los más modernos sistemas de control, diagnóstico y prevención de bacterias y endotoxinas”, explica Arellano, quien también demanda “la participación de los pacientes renales para que tengan voz en todas las comisiones, estrategias y decisiones que afectan directamente a su salud y calidad de vida”.

El Hospital Reina Sofía de Tudela prevé retomar la normalidad de la Unidad de Hemodiálisis el próximo martes

Durante el día de hoy se espera que finalicen las labores de desinfección del circuito de agua de la Unidad. Los dos pacientes que requirieron ingreso evolucionan favorablemente

El Hospital Reina Sofía prevé terminar durante el día de hoy las labores de desinfección del circuito de agua de la Unidad de Hemodiálisis. Estos trabajos de limpieza y desinfección, que realiza la sección de mantenimiento del centro, se efectuaron a lo largo de toda la jornada de ayer y se espera que hoy estén concluidos. Asimismo, durante el fin de semana el hospital continuará con la aplicación de las medidas complementarias preventivas establecidas en las guías correspondientes y espera retomar la normalidad en la Unidad el próximo martes, 25 de febrero.

La evolución del paciente ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) es favorable y lo mismo ocurre con el paciente que se encuentra en hospitalización domiciliaria. En cuanto a los dos pacientes a los que se había aplicado tratamiento antibiótico preventivo continúan con sus sesiones de diálisis en el CHN.