Inicio Tudela Tanatorio Crematorio Santa Ana, nueva gestión para ofrecer un mejor servicio

Tanatorio Crematorio Santa Ana, nueva gestión para ofrecer un mejor servicio

Tanatorio Santa Ana

El Tanatorio Crematorio Santa Ana inaugura una nueva etapa en Tudela con una gestión renovada. Un equipo joven pero con mucha experiencia en este ámbito, se ha hecho cargo de sus instalaciones, situadas en el Polígono de la Barrena de Tudela.

La singularidad de este tanatorio radica en su amplio espacio de estacionamiento, su amplitud, con más de 1.100 metros cuadrados, y la inclusión de un crematorio en el mismo recinto. Además, cuenta con una capilla donde las familias pueden optar por celebrar ceremonias religiosas sin necesidad de trasladarse a una iglesia, brindando comodidad y tranquilidad en momentos de duelo. La capilla permanece abierta en todo momento para su posible uso.

Las instalaciones del Tanatorio Crematorio Santa Ana constan de cuatro amplias salas y la familia decide qué sala quiere utilizar. Su amplitud permite que cada familia disponga de gran intimidad aunque tenga lugar al mismo tiempo más de un servicio.

En Tanatorio Crematorio Santa Ana trabajan con todo tipo de decesos, tanto particulares como Seguros de Decesos, sean de la compañía que sean.

Tanatorio Santa Ana

Crematorio propio

La disponibilidad de un crematorio propio marca una diferencia significativa, eliminando la necesidad de trasladar el cuerpo a otras instalaciones. “Y por supuesto, estamos abiertos a trabajar con todas las funerarias de Tudela y la Ribera”, explica la gerente, Deborah Calvo. “Si tienen servicio con incineración, tienen nuestras puertas abiertas, ya que la incineración es una elección que va en aumento: alrededor del 80% de las familias deciden incinerar a sus difuntos”.

Así mismo, la orientación hacia la sostenibilidad y el respeto por las normativas vigentes son pilares fundamentales en el servicio ofrecido. “Las familias deben saber qué implica una incineración”, continúa Deborah Calvo. “La urna puede depositarse en el cementerio o guardarse, pero es ilegal esparcir las cenizas en la naturaleza. Hay algunos sitios donde está permitido, pero hay que cumplir unos requisitos: la urna tiene que ser biológica, con unos materiales específicos si van destinadas al mar o a un río, u otros, si la idea es enterrarla… Podemos asesorar en todos estos aspectos, estamos preparados para cualquier pregunta o duda que pueda plantear la familia, por lo que nos actualizamos constantemente para conocer a fondo la normativa al respecto. También, si la familia se va a quedar con las cenizas en casa, preparamos toda la documentación que tiene que tener, porque las cenizas tienen que estar siempre identificadas, la urna debe llevar el nombre del fallecido… Hay una serie de protocolos que hay que seguir, y nosotros informamos de todo a la familia, incluso nos ocupamos de trasladar las cenizas a terceros países si es necesario”.

Tanatorio Crematorio Santa Ana: Atención, cercanía y empatía

La empatía y la atención personalizada son valores centrales en cada interacción con las familias, asegurando que puedan atravesar este momento delicado con el apoyo necesario y la tranquilidad de que todos los detalles están siendo cuidadosamente atendidos. “La familia pueda dejar todo en nuestras manos y no tiene que preocuparse de nada: damos de baja en la seguridad Social, hacemos últimas voluntades,… La familia solo tiene que decirnos lo que quiere y nosotros nos encargamos de todo: desde hablar con el sacerdote hasta todos los trámites que haya que hacer”.

En un gesto de profundo respeto y comprensión, el Tanatorio Crematorio Santa Ana garantiza que las familias permanezcan junto al difunto en todo momento, reconociendo la importancia de este acompañamiento especialmente en tiempos de adversidad, como se ha aprendido durante la pandemia de Covid-19.

“La familia permanece en todo momento junto al difunto, desde su llegada hasta el entierro o incineración. El cuerpo no es trasladado a ningún sitio, sino que antes de incinerar, antes de introducir el féretro en al horno crematorio, la familia ve a su familiar, y ve como se introduce la caja en el crematorio, para que tenga una tranquilidad absoluta”.

Además, Tanatorio Crematorio Santa Ana se adapta a todo tipo de usuarios: “ofrecemos servicios económicos, pero absolutamente dignos, o servicios para familias que quieren gastarse mal. Todos van a ser atendidos de la mejor manera posible, cercana y empática”.

En definitiva, el Tanatorio Crematorio Santa Ana se erige como un faro de profesionalidad y compromiso con la comunidad, ofreciendo un espacio donde la dignidad y el respeto son prioridades indiscutibles en cada paso del proceso funerario.

Tanatorio Santa Ana

Otras noticias de interés:
Villafranca se vuelca con sus II Jornadas de la Verdura