Sumando Capacidades Tudela
Marisa Marqués, concejal de Bienestar Social del ayuntamiento de Tudela, Toña Huguet, directiva de Anasaps, Margarita Sánchez, directora de Amimet, Marina Viela, usuaria de ANFAS, Encarna Sánchez, responsable de Anfas en Tudela, y Álex Remírez, director comercial de La Caixa en Tudela

El Paseo del Queiles de Tudela acoge este sábado el proyecto Sumando Capacidades, una gran fiesta familiar por la diversidad y la integración que pretende completar las actividades que se han desarrollado en los centros educativos en torno a la discapacidad y la diversidad, darles visibilidad en la calle y extender la misma a todos los miembros de la familia.

La actividad está organizada por Amimet, Anfas y Anasaps y cuenta con el apoyo de Ayuntamiento de Tudela y Obra Social ‘La Caixa’. En ella se podrá participar en las diversas actividades que se ha preparado: un circuito accesible con sillas de ruedas, cuentacuentos, talleres de jardinería y de caretas, pintacaras y otros juegos que apuestan por una sociedad inclusiva. Todos los participantes recibirán un carnet que irán sellando en cada una de las actividades para al final, poder disfrutar del pase a la zona de hinchables y degustar unas palomitas.

Anfas, con más de 500 usuarios, Amimet, con 450 socios, y Anasaps, con una cifra entre los 300 y 400 usuarios, atienden a un conjunto de más de 1.300 personas en la Ribera afectadas por diversos tipos de diversidad funcional. Las tres asociaciones son representativas de la discapacidad física, intelectual y salud mental de la Ribera. Sacar a la calle la realidad de su día a día y plantear a la ciudadanía una reflexión sobre lo que está en su mano hacer para lograr mejorar la vida de estas personas es uno de los objetivos de esta jornada festiva que va a borrar prejuicios y lanzar una imagen más positiva de la discapacidad a través del juego.

Para ello, han explicado Margarita Sánchez, directora de Amimet, Encarna Sánchez, responsable de Anfas en la Ribera, y Toña Huguet, directiva de Anasaps, van a ser los propios usuarios de las asociaciones los encargados de dinamizar las actividades, muchas de ellas pensadas para entender la discapacidad y favorecer la vida de las personas con diversidad funcional. “El juego es para los más pequeños una forma de aprender y el lugar en el que nacen sus relaciones sociales. Por eso, queremos aunar en una misma jornada todas esas actividades lúdicas de sensibilización que las tres asociaciones hemos llevado a cabo en los colegios de fonrma particular con el objetivo de acercarlas a un público familiar”, han explicado.