Inicio Opinión Mentiras urbanas, por Olga Risueño

Mentiras urbanas, por Olga Risueño

Hace menos de un mes escribía sobre el cinismo de Na+ y decía que el equipo de gobierno de Na+ en el Ayuntamiento de Tudela con el alcalde Alejandro Toquero al frente suele utilizar muchas veces las medias verdades -o incluso las mentiras- en un marketing electoral contínuo y con el fin de engañar a la ciudadanía. Pues bien, esta misma semana hemos comprobado, al leer una entrevista aparecida en una publicación local, que el concejal de urbanismo Zeus Pérez es un alumno aventajado en esto del cinismo político, ya que se descuelga con varias afirmaciones que no son ciertas (no olvidemos que miente quien oculta a sabiendas una parte de la verdad) sobre la realidad y sobre el trabajo en el área de urbanismo del ayuntamiento en esta y en la pasada legislatura.

Dice Zeus Pérez que: “Hemos invertido más de 12 millones de euros en lo que llevamos de legislatura, lo cual es una cifra de suma importancia, que en nuestra ciudad hace muchos años que no se realizaba y que ha permitido mejorar tanto instalaciones como calles.” Y miente al no decir toda la verdad, porque da a entender que el mérito es suyo y no aclara que se encontraron los proyectos de obras aprobados y en muchos de los casos licitados, y los recursos financieros necesarios para poder acometer las obras. ¡Qué diferencia entre las arcas vacías que nosotras nos encontramos en 2015 y los alrededor de 5 millones de euros disponibles que dejamos a Na+ en 2019!

Dice Zeus Pérez que “Actualmente estamos acabando las obras de las nuevas piscinas y campos de fútbol por un importe de 6 millones de euros. Cabe destacar que 3 millones de euros de ese proyecto son gracias a una enmienda que UPN pactó con el PP en los presupuestos generales del estado y que gracias a esa enmienda se ha podido desarrollar este proyecto.” Vuelve a mentir al no decir toda la verdad, ya que oculta que la enmienda de UPN-PP era para construir un nuevo polideportivo y fue planteada para torpedear la reforma del existente que pretendía el equipo de gobierno del tripartito progresista (IE, PSN y Tudela Puede), y que nosotras conseguimos que esos 3 millones de euros pudieran utilizarse para el nuevo Complejo Deportivo Municipal y unirse a los 2 millones más que conseguimos del Gobierno de Navarra para ese fin.

Dice también Zeus Pérez que “Paralelamente estamos ejecutando las obras de la segunda fase del Paseo de Pamplona. Una obra de gran importancia, …, una obra demandada por la ciudadanía desde hace muchos años… Es importante destacar que en 2020 se ejecutó la primera fase con fondos EDUSI, pero cuando la oposiciòn habla de la herencia hay que recordarle que planteó el proyecto dejando la calle a medias y que ha sido este equipo de gobierno el que ha decidido ejecutar las obras de esta calle en su totalidad con una inversión de 1 millón de euros y que pretendemos finalizar este año.” Y vuelve a mentir el concejal de urbanismo al tergiversar la realidad: claro que en 2020 se ejecutó solo la primera fase, con la financiación que nosotras dejamos. Y claro que el proyecto total de renovación de las calles Paseo de Pamplona y Muro lo planteamos en fases, porque tiene un costo total muy elevado (unos tres millones de euros); no es que dejáramos la calle a medias, sino que dividir la obra en tres fases fue lo que nos pareció lo más adecuado.

Sigue mintiendo el concejal de urbanismo cuando habla de las obras de mejora de las calles Capuchinos, Sarasate y Eza (2,5 millones de euros), y de las de renovación de redes y repavimentación de calles en el Barrio de Lourdes (1,6 millones de euros). Miente porque aunque curiosamente sí que recuerda que el proyecto de Capuchinos fue iniciado hacia 2010 por UPN, oculta que en los dos casos se ha utilizado financiación y recursos que nosotras dejamos preparados. Y es que, aunque Zeus Pérez no lo dice, él sabe bien que las corporaciones y los equipos de gobierno municipales cambian, pero los proyectos y las obras son de la ciudad. También nosotras hicimos obras de relevancia en la pasada legislatura, como el vial de Huertas Mayores, la recuperación del Cerro de Santa Bárbara, el ascensor del Barrio de Lourdes, la reforma del Mercado, el Parque del Queiles, la primera fase de las obras del Barrio Lourdes…

Ciertamente la concejalía de urbanismo está llevando a cabo un trabajo apreciable: terminando de ejecutar las obras que se quedaron en marcha o ya preparadas, y realizando otras de mejora y de mantenimiento, como el reasfaltado de calles, la mejora de carriles bici… Ya hemos visto que el Concejal Zeus Pérez y su equipo saben hacer obras cuando se las encuentran con dinero en el presupuesto. Nos alegramos por ello y deseamos que el ayuntamiento pueda mantener este nivel de inversión en las siguientes legislaturas, porque esperamos que cuando se vayan dejen proyectos redactados y dinero para ejecutarlos.

Porque Na+ sabe hacer obras, que es lo fácil, pero hacer ciudad es más difícil, y el equipo de gobierno liderado por Alejandro Toquero lleva ya más de dos años y no ha sido capaz de conseguir financiación para ningún proyecto nuevo, lo que nos preocupa bastante. Como nos preocupa que el concejal de urbanismo Zeus Pérez siga defendiendo, como hace en la entrevista, el proyecto de campo de golf público y su trascendencia para Tudela (cuando a día de hoy los equipos de fútbol, fútbol-sala y otros deportes como baloncesto, balonmano, atletismo, piragüismo… no tienen un lugar adecuado donde entrenar o competir). Y nos preocupa que el alcalde y el concejal de urbanismo sigan abanderando la necesidad de hacer un pequeño “centro comercial” privado en la plaza de toros (cuando el comercio local está pasando por tremendas dificultades).

Y de las mentiras del concejal sobre el tema de los servicios contratados hablaremos en otra ocasión, pero desde luego, no es para sacar pecho del trabajo realizado hasta ahora.

Olga Risueño
Portavoz de Izquierda-Ezkerra en el Ayuntamiento de Tudela

Artículo anteriorCPAEN celebra su 25 aniversario con un fin de semana lleno de actividades
Artículo siguienteEstaciones Sonoras cierra su ciclo de 2021 con más de 7.000 asistentes a sus actividades