piscina de verano del Ciudad de Tudela

El concejal de Deportes del ayuntamiento de Tudela, Martín López, ha justificado el cierre de la piscina de verano del Ciudad de Tudela como consecuencia del estado en el que se encuentran las instalaciones tal y como ha quedado reflejado en un informe técnico encargado por el propio ayuntamiento.

López ha explicado que la inversión de 120.000 euros que se llevo a cabo en el último trimestre de 2022 no ha sido suficiente para solventar las deficiencias que presentan las instalaciones «y el pasado año aprovechamos para valorar cómo estaban, que se hizo, qué mejoró y lo que falta por hacer». El resultado de este estudio se conoció a principios de año y estos meses se han valorado distintas alternativas que, finalmente, reconoce, han acabado con la decisión de cerrar este verano.

«Sigue habiendo fugas. La estructura del vaso tiene 50 años y son cosas que no se ven las que requieren una reparación», ha explicado. Para ello ya ha avanzado que se ha encargado un estudio geotécnico. «Nuestra intención es arreglar las fugas y que la instalación cumpla con la normativa vigente. Ese es el objetivo», ha asegurado el edil.

«Trabajamos para reabrir cuanto antes»

Desde la concejalía de Deportes reconocen que no se está avanzando todo lo rápido que sería deseable pero ha negado que se haya esperado hasta el último momento para anunciar el cierre de la piscina de verano del Ciudad de Tudela. «El informe se solicitó a final de verano y deja claro que hay incumplimientos de algunas normativas, siguen existiendo fugas y algunas de las reformas de 2022 no han ido todo lo bien que se esperaba, así que hemos estado valorando distintas opciones». También ha avanzado que en cuanto el ayuntamiento disponga del informe geotécnico se procederá a redactar el proyecto, algo que espera que ocurra este mismo año. «Es una situación complicada pero estamos trabajando para reabrir cuanto antes», ha señalado.

El concejal de Deportes, Martín López

López ha pedido disculpas a los usuarios de esta piscina municipal. «Un verano u otro había que cerrar. Ha habido que frenar para avanzar. Yo mismo soy usuario de esta piscina y se que fastidia y genera un perjuicio, pero hay que pensar que es necesario reformarlas para que sean operativas y nuestra intención es arreglarlas para disfrutarlas al menos otros 50 años», ha indicado.

Para compensar a los usuarios, el ayuntamiento ya ha anunciado una rebaja en el coste de los bonos que pasarán de una media de 72€ a 40 € para la temporada (39,60 euros para la entrada de un adulto).