La Asociación de Belenistas Santa Ana vuelve a abrir las puertas de su exposición de belenes y dioramas, una cita imprescindible para adentrarnos en una costumbre que aúna tradición, artesanía, creatividad y toques de innovación con propuestas totalmente sorprendentes como la que va a poder verse este año.
Marisa Barrena y Félix Merino se afanan estos días para que todo esté dispuesto y el público pueda visitar a la exposición en el local que la asociación tiene en la calle el Frontón, 7 en el Barrio de Lourdes. El año pasado, recuerda Marisa, “fueron días muy extraños y se echó en falta, especialmente el día de Navidad. No venir a la exposición fue triste”, reconoce.
Este año la extraña situación que atravesamos a consecuencia de la pandemia tampoco animaba mucho a retomar el proyecto, “pero a partir de septiembre mucha gente comenzó a preguntarnos si íbamos a preparar algo, si habría de nuevo exposición, así que no dudamos en volver a abrir. Para nosotros es recuperar una tradición y volver a encontrarnos con muchos vecinos que pasan por nuestra exposición”, explica.
La XXVII exposición de belenes y dioramas volverá a abrir del 17 de diciembre al 6 de enero de 18,00 a 20,00h. los días laborales, y de 17,30 a 20,30h. los días festivos. Permanecerá cerrada los días 20, 21, 22 y 26 de diciembre. Tendrá un límite de aforo, será necesario el uso de mascarilla en su interior y se mantendrán en todo momento las normas sanitarias que estén establecidas para estos días. “Celebrar los 25 años en 2019 fue algo bonito y este año queremos volver a ver a amigos y a todos los que le gusta esta tradición en la exposición”, asegura Marisa.
Entre los trabajos que podrán verse este año destaca el belén tradicional de corcho y musgo con figuras en movimiento y el espectacular montaje que recrea los primeros pasos del Niño en el Polo Norte con unas figuras creadas ex profeso para este belén. Entre los dioramas destaca la escena del encuentro entre la Virgen y Santa Isabel en el entorno de un pueblo catalán, la escena nocturna de los Reyes Magos en la ciudad de Ro-temburgo o el diorama creado por Félix Merino durante el confinamiento en el que recrea la escena del nacimiento en un pueblo árabe.

Artículo anteriorLa Cabalgata de Reyes regresa a las calles
Artículo siguienteAMIMET impulsa la autonomía y el empleo de adolescentes con discapacidad