El vicepresidente y consejero de Vivienda del Gobierno de Navarra, José Mª Aierdi, ha firmado con los alcaldes de las localidades de Castejón, David Álvarez; Cintruénigo, Óscar Bea; Corella, Gorka García; Fitero, Miguel Aguirre Yanguas; y Funes, Ignacio Domínguez, los convenios comarcales del programa ELENA que impulsa la sociedad pública Nasuvinsa para poner a disposición de estos ayuntamientos y las comunidades vecinales equipos profesionales que apoyen, asesoren y acompañen proyectos de rehabilitación energética de edificios y regeneración de entornos urbanos.

Aierdi ha destacado que la participación de los ayuntamientos riberos en esta iniciativa permitirá a los vecinos y comunidades de vecinos de estas localidades sumarse al cambio de paradigma que se viene produciendo en la política de vivienda «para que ésta recupere su función social y los ciudadanos tengan reconocido el derecho a una vivienda digna y de calidad».

También ha reconocido que la rehabilitación y la regeneración urbana son la piedra angular de este proyecto con el que se pretende intervenir en la ciudad consolidada evitando en la medida de lo posible nuevos desarrollos urbanísticos, fomentar la bolsa de vivienda en alquiler a un precio asequible y mejorar la sostenibilidad de los edificios.

Para ello, los vecinos y comunidades de vecinos de Corella, Cintruénigo, Fitero, Castejón y Funes contarán con la asistencia de Javier Gil, profesional que asesorará y prestará cobertura técnica tanto a los ayuntamientos como particulares y comunidades propietarias en los trámites para la rehabilitación energética de viviendas colectivas y unifamiliares interesadas en tramitar proyectos y acceder a las ayudas públicas desde la oficina comarcal de Nasuvinsa en Tudela, sita en la calle Estanca, número 8.

Según los datos facilitados por el consejero Aierdi, el proyecto ELENA se ha marcado el reto de intervenir en 1.900 viviendas, el 90% del parque privado, así como reducir en un 70% el consumo energético para calefacción y movilizar una inversión pública y privada acumulada de 40 millones de euros.

La firma del acuerdo, por el que los ayuntamientos implicados expresan la voluntad e interés en aunar esfuerzos y dar respuesta a sus respectivas necesidades de vivienda ha tenido lugar en el Museo de Arto Sacro de Corella en el que, además de los alcaldes y el vicepresidente han estado el director general de Vivienda, Eneko Larrarte, y el director gerente de la sociedad pública Nasuvinsa, Alberto Bayona.

Ayudas públicas

El vicepresidente ha destacado los actuales marcos de ayudas públicas y ha anunciado que en próximas fechas el Gobierno de Navarra publicará nuevas convocatorias extraordinarias financiadas con los fondos Next Generation. “Trabajamos para que nuestro parque antiguo sea un espacio en el que vivir dignamente, con un alto confort, que nos permita consumir menos energía y reducir el gasto económico y la emisión de gases de efectos invernadero, y paliar la pobreza energética. En definitiva, mejorar el nivel de bienestar social del conjunto de la población navarra”, ha afirmado.

El proyecto ELENA da soporte a la primera iniciativa en materia de rehabilitación que toma como ámbito de actuación el conjunto del territorio foral y que aprovechará para su desarrollo la experiencia acumulada por los planes impulsados a escala de barrio por la sociedad pública Nasuvinsa, en colaboración con entidades locales y con financiación europea, con ejemplos como las actuaciones acometidas en el barrio pamplonés de la Txantrea, en el barrio tudelano de Lourdes o en cinco localidades de la Comarca de Pamplona.

Financiación del BEI

El programa de Asistencia Energética Local (ELENA-PRIMAVERA) está impulsado por la Comisión Europea con el respaldo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), con el doble objetivo de financiar a escala regional la creación de un soporte técnico y asesoramiento dirigido a todos los agentes que intervienen en el sector de la rehabilitación y regeneración urbana, y en particular a la ciudadanía; y favorecer la transición energética en el sector residencial de Navarra, por medio de la inclusión de medidas de eficiencia energética, orientados a reducir la demanda de la edificación y mejorar el rendimiento de las instalaciones.

En el contrato firmado en marzo de 2021 entre Nasuvinsa y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) se establece una aportación de 2,4 millones para financiarla red de 8 equipos técnicos de apoyo diseñada por esta sociedad pública, con la contratación de un total de 16 profesionales, arquitectos, arquitectos técnicos y personal administrativo. Su distribución territorial es la siguiente: Baztan-Bidasoa, Larraun-Sakana, Pirineo-Prepirineo-Sangüesa, Pamplona/Iruña, Comarca de Pamplona, Estella-Lizarra-Tierra Estella, Zona Media-Valdizarbe y Ribera-Ribera Alta.

Todos ellos actuarán en estrecha colaboración con las nueve Oficinas de Rehabilitación de Edificios y Viviendas (ORVE), entidades que tramitan las subvenciones ordinarias de los proyectos de rehabilitación protegida.