Inicio Merindad Las jornadas de puertas abiertas en cultivos extensivos de INTIA, un gran...

Las jornadas de puertas abiertas en cultivos extensivos de INTIA, un gran éxito de participación

Participantes en la jornada de INTIA

La experimentación en cultivos extensivos de invierno lleva décadas realizándose en Navarra y las jornadas de puertas abiertas para enseñar a los profesionales de la agricultura los ensayos realizados, cuentan ya con la friolera de 36 ediciones ininterrumpidas. Son unas jornadas que INTIA organiza en los meses de mayo y junio, en función de la climatología del año, y en la que los asistentes pueden comprobar a pie de campo el comportamiento de las variedades de cereales y de otros cultivos alternativos.

En esta campaña de 2019 se han realizado cuatro jornadas que han congregado a más de doscientos profesionales relacionados con el sector. La primera de ellas se celebró el pasado 21 de mayo y se planteó mediante dos visitas a dos localidades diferentes: Olite y Falces. En Olite se pudo comprobar el efecto de los herbicidas contra la mala hierba gramínea vallico que cada campaña se va extendiendo más por las diferentes zonas cerealistas de Navarra; y pudieron observarse las 22 variantes con tratamientos en pre-emergencia o post-emergencia y el buen control químico de algunos herbicidas en las aplicaciones de invierno o en estados muy precoces de mala hierba. Irache Garnica, especialista de INTIA, explicó que las aplicaciones más tardías si no están acompañadas por la climatología, no aseguran buenos resultados y si además se aplican sobre poblaciones de vallico resistente a ciertos grupos químicos de herbicidas, las soluciones todavía son más complicadas y hay que recurrir a otras  alternativas. A continuación, el grupo se trasladó a Falces para observar el comportamiento de las más de 47 variedades ensayadas de trigos y cebadas en una zona que está catalogada como de secano semiárido. Jesús Goñi, especialista de INTIA, mostró un ensayo de diferentes variedades de cebada según fecha de siembra y explicó que para una campaña con unos meses de febrero y marzo más secos y calurosos de lo habitual, las variedades han mantenido un buen vigor en general manteniendo unas buenas perspectivas de producción.

La segunda jornada se realizó el 30 de mayo y contó con la participación de más de 80 técnicos de empresas fitosanitarias que visitaron los ensayos que INTIA realiza en protección de cultivos. Durante la jornada, además del ensayo de herbicidas en Olite contra Vallico, se visitó otro en Rípodas contra la “cola de zorra” una mala hierba muy abundante en las parcelas donde se retiene más la humedad. La visita continuó en la finca experimental de Berriosuso, donde se ubican los ensayos de estrategias de control de hongos en cereales. Allí, Jesús Zúñiga, especialista de INTIA explicó los tres ensayos de fungicidas: trigo Camargo y control de enfermedades como roya parda y septoria; estrategias de control de roya amarilla con diferentes momentos de aplicación de los fungicidas; y control de enfermedades foliares en cebada Planet, con 10 variantes distintas. Zúñiga destacó la baja incidencia de estas enfermedades en cebada, al contrario que en trigo donde ha sido evidente la importante presencia de roya amarilla especialmente en variedades sensibles. En estos casos, una sola aplicación en el momento de mayor sensibilidad según el aviso de la Estación de Avisos de INTIA en las diferentes zonas, ha resultado suficientemente eficaz para el control de este hongo.

La tercera jornada se dedicó íntegramente a ver varios ensayos de diferentes especies en la finca de Berriosuso, donde, en sus más de 10 has de superficie, INTIA ha realizado hasta 50 ensayos diferentes con más de 16 cultivos distintos. Estos ensayos se engloban en la zona agroclimática de secanos frescos y los más de 70 asistentes pertenecían por tanto a las cooperativas cerealistas de la zona media y Baja montaña. Tuvieron ocasión de ver más de 35 variedades de trigo y 20 de cebada de invierno, enmarcados dentro de la red GENVCE. Jesús Goñi, especialista de INTIA, explicó las novedades de estas variedades y el comportamiento en esta campaña, sus principales características, tolerancias a roya amarilla y sensibilidad a enfermedades de pie. Y en el apartado de leguminosas, Arturo Segura, también especialista de INTIA, presentó un ensayo de guisante con 23 variedades de diferentes ciclos vegetativos y con destino pienso. Además se pudieron observar las diferencias entre variedades a los tratamientos realizados con fungicidas y destacó un excelente ensayo de garbanzos para consumo humano como un nuevo nicho de mercado y alternativa a los cereales.

La cuarta y última jornada tuvo lugar en el regadío de Olite el día 7 de junio. En ella se presentaron los ensayos de variedades de trigo blando de invierno y de primavera y de variedades de cebadas de ciclo largo y corto, así como los comentarios a las respectivas enfermedades que se pueden desarrollar en estas condiciones de nuevos regadíos.