Un momento de la visita al castillo

Francisco Santos Escribano

El Ayuntamiento de Ablitas, en colaboración con la Asociación Patrimonio de Ablitas comenzó este fin de semana una serie de visitas al patrimonio histórico artístico de la localidad. De este modo, el sábado 11 de diciembre a las 11 de la mañana los asistentes pudieron hacer el recorrido del templo a través de las explicaciones de Francisco Santos Escribano. Así, se pudo visitar los distintos espacios artísticos que alberga la iglesia parroquial de Santa María Magdalena de Ablitas. En la misma se explicó los diferentes estilos arquitectónico que forman sus naves y torre, y sobre todo los momentos constructivos que van desde el gótico del siglo XIV al siglo barroco del siglo XVIII, haciendo una mención especial a la iglesia renacentista del mediados (1664) y finales del siglo XVI (1694), obras del arquitecto francés afincado en Tarazona Guillorme Brimbet y Diego Hurtado. Para finalizar, hubo un recorrido por los diversos retablos de estilos renacentistas (plateresco, manieristas y barrocos). En esta actividad, además, se pudo contemplar el tesoro del templo representado, entre otras piezas, por el copón de plata dorada con el punzón de Zaragoza que data del siglo XVI, pero que tiene reminiscencias góticas. Sin duda, una visita que sirve para poner en valor la iglesia como elemento singular del pueblo.

A su vez, el domingo 12 la visita tuvo lugar en el castillo. Asimismo, se llevó a cabo un recorrido por la historia de la villa para resaltar y reseñar la importancia de la fortaleza en la defensa del reino primero de Pamplona, y después de Navarra en el franco sur de la Ribera. En un contexto de enfrentamiento habitual con el Reino Aragonés. Además, es el único castillo que se libró de las destrucciones ordenadas en 1516 por el Cardenal Cisneros y en 1521 por el emperador Carlos I lo que lo hace ser más significativo pues es la única referencia que tenemos para saber cómo los demás de la zona de muga. También se hizo un recorrido por la torre del homenaje recientemente restaurada. Los vecinos y foráneos reconocieron el trabajo realizado por el Departamento de Cultura del Gobierno de Navarra, y sobre todo por patrimonio histórico por el esfuerzo económico invertido en dicho proyecto. De este modo, dichas visitas ponen en valor un patrimonio conocido por ser parte de la vida cotidiana del pueblo, pero desconocido en lo referente a los procesos que explican su importancia.

Por último, el domingo 19 la visita será a la calzada romana y la villa romana.