Los gaiteros de Cascante con los compañeros de otras localidade en las fiestas del pasado año

Las gaitas han vuelto a sonar en las calles de Cascante tras el confinamiento y estos meses de nueva normalidad. “Hemos retomado ensayos, y hemos salido con unas Dianas para tratar de alegrar a los vecinos y así queremos hacerlo al menos una vez al mes”, explica Jorge Gómez, miembro de los gaiteros de Cascante, que deja muy claro que no se trata de ninguna iniciativa festiva. “Somos conscientes de que en estos días toca hacer de tripas corazón, pedir responsabilidad a la gente y que ésto no se tome a broma. No vamos a incitar a salidas ni a participar en falsas no fiestas. Si no hay fiestas, no hay fiestas”, indica.

Para los seis integrantes de activo colectivo que tenía previsto participar en más de una veintena de actos entre dianas, pasacalles, bailables y procesiones se va a hacer duro quedarse en casa, reconoce Gómez. “Por mucho que nos duela, tenemos muy claro que hay que ser responsables y que ya saldremos el año que viene”.

El músico cascantino pide a sus vecinos que miren a su alrededor para ver todo lo que está pasando. “Tenemos la suerte de ser de las últimas fiestas que se celebran en la Ribera y contamos con el ejemplo de lo que ha pasado en otros lugares. Hay que ser responsable y no caer en los errores que hemos visto y que han hecho que estas falsas no fiestas hayan provocado rebrotes. Tenemos en nuestra mano poder evitarlo”, asegura.