Jesús Matute, director de la banda de música de Cascante

La Banda de Música de Cascante retomó los ensayos en cuanto las medidas de restricción lo permitieron. “No podíamos perder la buena costumbre de ensayar dos días a la semana pero al no tener conciertos por delante la situación que tenemos en cada ensayo es extraña y nos resulta muy rara”, reconoce Jesús Matute, director de la banda.

La situación que tenemos en cada ensayo es extraña y nos resulta muy rara al no tener conciertos por delante

No obstante, el colectivo ha trabajado para intentar tener preparada alguna actividad a mediados de septiembre, tocar y animar a los vecinos. “Hay miedo y la verdad es que es complicado llevarlo adelante. Está claro que no se pueden hacer las cosas como antes, pero algo se puede hacer como han hecho en otras localidades como Estella o Murchante”.
Matute lamenta que toda esta situación haya dejado a la música olvidada. “Enseguida se olvidó todo lo que la música nos ha acompañado en el confinamiento y sentimos que tanto el público como las administraciones nos han dejado un poco de lado”.

De cara a los próximos días, el director de la banda pide a sus vecinos responsabilidad. “Las cosas se pueden hacer de otra manera que no sea estar en los bares o de fiesta por la calle, para eso ya llegará el momento”, expresa convencido.