El año 2023 se cumple el 130 aniversario de uno de los momentos más simbólicos y fervorosos de Navarra y de toda EuskalHerria. Es la Gamazada, la sublevación popular habida entre 1893 y 1894, contra los intentos del ministro Gamazo de modificar el régimen fiscal de Navarra, y que tuvo su eco en las provincias vascongadas con el nombre de Sanrocada.

Lo que comenzó como una protesta de la Diputación por lo que suponía de cambio de la Ley de Modificación de Fueros, se fue convirtiendo en protesta multitudinaria que se mezcló con todo tipo de reivindicaciones sociales y patrióticas. Era el hartazgo general por todos los ataques a los Fueros que se venían repitiendo desde el final de las guerras carlistas; la insoportable imposición de quintas; expolio de comunales; imposición de los maestros; aumento de contribuciones; deudas de guerra; traslado de las aduanas…
Hubo protestas institucionales, manifestaciones en todos los pueblos, recogida de 120.000, en definitiva, un clamor popular que hizo temer al Gobierno una sublevación general.

La Gamazada es el gran hito del patriotismo foral y el resurgir de unos sentimientos reprimidos por el agotamiento y el desgaste de las guerras anteriores. Fue también una de las grandes expresiones de la unidad vasca: el lema “Laurak bat” fue enarbolado por todos los partidos políticos y el Gernikako Arbola fue el himno que unió a todos los vascos navarros del Ebro al Cantábrico.

El impulso patriótico, foral y euskalduna de la Gamazada duró años y tuvo gran repercusión posterior en la política y la simbología: surgió el Monumento a los Fueros; la bandera navarra y la ikurriña; obras literarias y musicales; cartillas escolares; canciones y jotas patrióticas; docenas de asociaciones vasco-navarras; Juegos Florales; entidades comunes (Euskaltzaindia, Eusko Ikaskuntza) … Hasta los paloteados de la Ribera glosaron la unidad de las cuatro provincias. Alguien dijo que, gracias a Gamazo, resucitó Navarra.

Hoy, 130 años después, y como está escrito en bronce en el Monumento a los Fueros, “Gu, gaurko Euskaldunak…” nosotros, los navarros y navarras de hoy, seguimos reclamando tener nuestras propias leyes y el derecho a decidir nuestro futuro sin injerencias ni yugos extraños.

Junta Directiva de la Peña Beterri Elkartea.