Cristian Alonso Pajares acaba de cumplir 20 años, es uno de los jugadores más polivalentes de la A.D. Cabanillas, ya que puede jugar de lateral, delantero centro, mediapunta o extremo derecho, y tiene una buena formación. De hecho, ha jugado en las categorías inferiores del C.D. Tudela (6 temporadas), C.D. Ribaforada, Aspil Vidal de Fútbol Sala y en las últimas cuatro campañas en el Cabanillas, el equipo de su pueblo. Mide 1,80 metros de altura, pesa 57 kilos y es uno de los jugadores más destacados de la plantilla.
¿Cómo valoras la trayectoria de tu equipo esta temporada?
Muy buena, me está sorprendiendo mucho la actitud del equipo, lo veo muy unido. Somos un grupo que se toma los partidos en serio y eso me gusta.
¿La principal virtud?
Somos un equipo bastante joven, yo diría el que más de toda la Liga. Lo veo una virtud ya que fuera del campo estamos juntos y al final tener amigos en el equipo ayuda mucho.
¿El defecto a corregir?
Que nos metan un gol a la primera de cambio, nos hunde muchísimo. Sin embargo, cuando empezamos nosotros con el marcador a favor, podemos venirnos arriba y seguir sumando más.
Radiografía a la plantilla
¿Qué destacarías de la portería?
En el 1 contra 1, los Abeles saben resolverlo muy fácil.
¿Y de la defensa?
El contraste entre la juventud y la veteranía, ya que está el jugador más joven y el más mayor.
¿Y del centro del campo?
No sabría qué destacar porque en los puestos de mediocentro hay mucha variación de jugadores, cada partido es diferente.
¿Y de la delantera?
La velocidad en las bandas, sin duda, tenemos mucho desborde aunque nos cuesta tirar a puerta.
¿Te gusta comer pipas en el banquillo?
Por suerte no es un sitio que conozca mucho, pero cuando toca estar, no vienen mal unas pipas.
¿Y en la grada?
No soy mucho de ver el fútbol, me gusta más estar abajo en el campo.
¿Qué es lo que te saca de tus casillas en un entrenamiento?
Siendo sincero no me gusta entrenar. Pero si tuviera que destacar algo que me saca de mis casillas es la resistencia.
¿Qué compañero es el “insustituible”?
Izan Jiménez. Es con el compañero que más me entiendo dentro y fuera del campo, ya que con él he jugado muchos años en el Tudelano. Tiene mucha técnica y sabe qué hacer en cada momento.
¿Y el líder?
Ésta está clara “Zetor”, Héctor Santos. Es el capitán del equipo y, aunque lo único que le guste es defender, sabe manejar bien al equipo.
¿Y el “más empanado”?
Eso en el Cabanillas no veo a nadie que sea empanado, estamos todos muy centrados en cada partido.
¿El más regular?
Jorge Rosano. Siempre le echa huevos y da todo en el campo. Ahora le echaremos de menos, se nos ha ido Australia con los canguros.
¿Qué puntuación le darías a tu entrenador?
Valoro mucho su trabajo a veces no estemos de acuerdo en todas las decisiones pero sabe sacar el máximo partido al equipo.
¿Y a la directiva?
Esos si que son constantes, cuando hay vocación por algo se nota. Hacen todo lo posible para que nosotros estemos agusto.
¿La afición?
Pues es todo, la verdad. Se nota mucho cuando jugamos en casa, cuando estamos en horas bajas, nos animan y hacen que nos volvamos a meter en el partido.
El nivel de los árbitros
¿Y al nivel de los árbitros?
Sería raro estar de acuerdo con los árbitros. Deben mejorar el nivel, nos han perjudicado en más de un partido, aunque si que es verdad que hay alguno que da la talla.
¿La Federación Navarra de Fútbol?
Deberían revisar más las sanciones, nos han perjudicado mucho y no de manera justa, por lo demás, estoy contento.
¿Qué significa para ti el fútbol?
Mucho, me gusta que llegue el fin de semana para jugar el partido.
¿Te gustaría ser entrenador para continuar vinculado a este deporte?
Si me gustaría. De echo, ya entreno a los pequeños del Cabanillas con Unai, lateral de nuestro equipo. Pasamos buenos ratos viendo cómo la cantera sigue creciendo.