El pasado viernes 17 de mayo se celebró la ceremonia de graduación del alumnado de 2º de Bachillerato del IES Valle del Ebro. En concreto, se trata de una promoción de más de 120 alumnas y alumnos, divididos en 4 secciones, que acaban ahora su trayectoria en este instituto e inician su camino en otros ámbitos educativos.

Los presentadores del acto fueron Marlon Tabares, de 2º A e Irune Larruquert, de 2º C, quienes supieron guiar de manera muy amena y lúdica todo el evento. La bienvenida corrió a cargo de la jefa de estudios de Bachillerato, Elo Serrano y se escucharon también las palabras de agradecimiento y emoción por parte de la directora del IES Valle del Ebro, Alicia Marín y de la representante de la Apyma, María Aracón.

Posteriormente, se fueron sucediendo los discursos de los representantes del alumnado de cada uno de los cuatro grupos de 2º, palabras que condensan sus años, su tránsito por este centro que tan relevante ha sido en sus vidas.

Los diferentes discursos se fueron alternando con las interpretaciones musicales de varios graduados, que dejaron patente la capacidad artística y expresiva de esta promoción. De esta manera se pudo disfrutar de la actuación de Jagoba Arambarri al acordeón, junto con Saioa Alegría al clarinete y Marta Coscolín al chelo.

El público también se emocionó con la actuación de Daniela Magallón y Miren Sánchez y con el recital de poesía de Mar Alonso, además de la interpretación vocal de Nicolás Navarrete.

Además, tras la entrega de diplomas a esta estupenda promoción de graduadas y graduados, fueron las propias alumnas y alumnos quienes llamaron a las cuatro tutoras para expresarles su agradecimiento y entregarles un detalle. La nómina de tutoras de 2º de Bachillerato de este curso 2023-2024 ha sido la siguiente:

-Fayna Rodríguez-Mejía.
-Estíbaliz Clemente.
-Magdalena Graas.
-María José Esteban

Tras la despedida, la clásica foto de grupo en las gradas del patio no se pudo realizar, debido a las inclemencias meteorológicas, así que esta imagen de recuerdo y homenaje se hizo en el propio polideportivo, es decir en el mismo escenario de la ceremonia de graduación.

En definitiva, se trató de una tarde de viernes cuajada de emociones, de agradecimiento y de alegría por el camino recorrido y las sendas aún por recorrer. Adelante, bachilleres.