Los cribados se realizaron en el polideportivo de Milagro

ANTONIO REMON/MILAGRO

La localidad ribera de Milagro sigue con el cierre perimetral de la población hasta el día 15 de abril tras la ampliación de los 15 días que se decretaron el pasado 25 de marzo por el gran número de casos que se detectaron en la localidad.
El día 24 de marzo había 86 casos detectados, el día 3 de abril 76 casos, el 5 de abril 56 casos y el 9 de abril 45 casos, lo que hace con esta última cifra un porcentaje respecto a la población de Milagro de 1,32 por ciento de afectados y una relación aproximadamente de 1.323 por cada 100.000 habitantes, a todas luces preocupante.
Es por ello que el ayuntamiento decidió prorrogar el cierre perimetral de la población y el cierre del interior de los bares impidiendo el consumo en su interior, aunque no así en las terrazas de los mismos, que cuentan con el cierre de la travesía de Milagro durante los fines de semana para facilitar el servicio en las terrazas.
El goteo diario de personas afectadas no cesa y, de momento, hay 2 personas menores de 65 años, ingresadas en la UCI del Hospital Reina Sofía de Tudela aquejadas de problemas respiratorios además de algún ingresado más en planta.
Para el viernes día 16 de abril, se espera recuperar en la medida de lo posible, siempre que el descenso de afectados sea considerable, cierta normalidad con la apertura de la localidad y el comienzo, para este mismo día, de la vacunación general de la población de la Zona Básica de Salud que comprende las localidades de Arguedas, Valtierra, Cadreita, Villafranca y Milagro. Se comenzará con la vacuna de Pficer en la franja de edad comprendida entre los 65 y 79 años en el Polideportivo de Valtierra desde las nueve de la mañana. Desde Salud se irá citando a las diferentes personas de estas localidades para proceder a su vacunación.
De momento, los espacios públicos y de recreo se encuentran cerrados, y durante las pasadas vacaciones de Semana Santa los grupos de niños se citaban en las calles de la localidad y los paseos de personas de diferentes edades se vieron incrementados a lo largo de estos días al no estar permitido salir de la localidad, siendo ésta, una manera de ocupar el tiempo libre.
Como siempre, hay gente muy respetuosa con las medidas preventivas y que apenas salen de sus casas, salvo para las salidas imprescindibles, y otros, que si bien por el cansancio en la duración de las medidas adoptadas o por su indiferencia o ignorancia ante los problemas que puede haber siguen con sus rutinas, y a veces, sin incrementar las precauciones.