Cascante acogerá el próximo 13 de noviembre la primera actuación de “Turrillas Sinfónico, la banda sonora de nuestra tierra”, un proyecto desarrollado por la nueva Orquesta y Coro “Sinfonía Navarra”, cofundada por el músico cascantino Kinito Huerta.

Entre sus componentes figuran integrantes y habituales colaboradores de orquestas y bandas españolas, como la Orquesta Sinfónica de Navarra, la Banda la Pamplonesa, la Orquesta Sinfónica de Euskadi, la Orquesta Sinfónica de Bilbao así como de orquestas europeas acompañados por un coro de 35 voces.

Para este estreno, el concierto contará también con la participación de los Gigantes de Cascante. Sin duda, un espectáculo para todos los públicos que convierte en música clásica la obra de Manuel Turrillas, uno de los compositores navarros más importantes y conocidos por su importante labor en la música popular y festiva.

Para su estreno han elegido la figura de Manuel Turrillas Ezcurra, uno de los compositores navarros más importantes y conocidos por su labor en la música popular y festiva. Su legado forma parte del patrimonio inmaterial de la cultura navarra y ha moldeado la forma de ser y de sentir de sus gentes. El proyecto permitirá disfrutar de su música en un formato novedoso, único y original en el que sus composiciones más especiales y representativas adquieren nuevos matices. Escucharlas a través de los instrumentos de cuerda, viento y percusión, que son apoyados por una extraordinaria coral, aporta una nueva dimensión a su figura, con el objetivo de llevar su música a las más altas esferas de la música clásica y, todo ello, sin perder su esencia.

El escenario de este espectáculo será el Centro Cultural Avenida a las 19:30h.
Las entradas ya están a la venta a un precio de 5 euros. Pueden adquirirse de manera anticipada en la Oficina de deporte, Turismo y Cultura del Ayuntamiento, de lunes a viernes, en horario de 10:00 a 14:00 horas.

Artículo anteriorEmpate del CD Novallas en casa ante el Pradillano
Artículo siguienteEl contencioso administrativo respalda la decisión del ayuntamiento al denegar la construcción de una gasolinera en la calle Alhemas