Inicio La Voz en las Aulas El Bachibac del IES Benjamín se consolida con excelentes resultados

El Bachibac del IES Benjamín se consolida con excelentes resultados

Ana Mª Cerdán, en el centro, con alumnos de primero de Bachibac

Bachibac es un proyecto que solo dos colegios en Navarra ofrecen a su alumnado. El IES Benjamín de Tudela es el único centro público. Esta iniciativa sirve para cerrar la educación secundaria con un programa bilingüe en francés que permite obtener los títulos del bachillerato español y el francés.

“La palabra Bachibac”, explica Ana Mª Cerdán, profesora de francés en el IES Benjamín de Tudela y coordinadora del proyecto, “viene de la unión de Bachi (de bachillerato, en español) y Bac (de Baccalaureat, bachillerato en francés)”. Este año, saldrá la cuarta promoción del Bachibac del centro tudelano, cuando se presenten en mayo a la prueba externa de francés, la que les da acceso al diploma del Baccalaureat. “Las tres promociones anteriores”, explica Ana Mª Cerdán, “han obtenido unos resultados dentro del margen más alto a nivel nacional”.

El Bachibac supone un proyecto de estudios complejo, ya que los alumnos cursas todas las asignaturas en castellano al igual que el resto de sus compañeros de itinerario, pero además, tienen once horas de asignaturas en francés a la semana y trabajan la lengua y literatura francesa desde la Edad Media a la actualidad, y la historia de España y de Francia en francés. “Ellos tienen sus 30 horas de clases semanales”, explica Cerdán, “y además de 8 a 9 martes y jueves, y en segundo de bachillerato, además, de 3 a 4 dos días más a la semana”.

Perfil del alumnado

“La característica más importante de estos alumnos”, asegura la coordinadora del proyecto, “es que sean trabajadores, porque tienen una carga de trabajo extraordinaria, muy por encima de sus compañeros del bachillerato normal. Un chico que tenga unas notas medias normales, lo puede hacer perfectamente, si está concienciado de que va a tener que trabajar mucho. Tienen que acostumbrarse a pensar, a reflexionar, a sintetizar y sobre todo a escribir, porque en la prueba francesa van a tener que escribir ocho horas, cuatro de literatura y cuatro de historia”.

En cuanto a quiénes se pueden matricular en Bachibac, pueden hacerlo los alumnos que han hecho un itinerario bilingüe en la ESO y han obtenido el diploma B1 de francés. También alumnos que, aunque no hayan hecho el itinerario bilingüe, pasan una prueba de nivel del propio centro y obtienen el B1 igualmente. Y finalmente, alumnos que hayan hecho algún curso de la ESO en Francia. “Eso sí, siempre hay que certificar un nivel B1”, asegura Ana Mª Cerdán.

Las ventajas de cursar el Bachibac son importantes: “A la hora de hacer la media para la universidad”, explica Cerdán, “la nota del bachiller, no es el 60% sino el 70%. Por otra parte, a la hora de hacer la prueba general, si quieren la hacen y si quieren no, porque con la prueba externa de francés y la nota de bachillerato ya no están obligados. Además, si quieren estudiar en una universidad francesa, no necesitan ninguna prueba de acceso, ya que allí no existen”. Otra ventaja importante, es que, automáticamente, al aprobar la prueba externa, obtiene el B2. “Y por supuesto”, asegura Ana Mª, “esto supone un plus importante para el curriculum, ya que es muy probable que tengan que trabajar fuera de España y se necesita un nivel de idiomas muy alto”.

Para reforzar este programa, los alumnos de Bachibac o de 4º que tienen previsto cursarlo, tienen la posibilidad de hacer un intercambio de un mes a la región de Besançon con familias de la zona y asistiendo a clases con los alumnos franceses. El IES Benjamín es el único centro de Navarra que tiene un intercambio de este tipo y cuenta con el apoyo del Gobierno de Navarra y de l´Académie de Besançon.

Para el director del instituto ribera, Miguel Fernández, el Bachibac es un reto y un éxito: “La experiencia es que la nota media del expediente de los alumnos, pese al esfuerzo, no se resienten, sino todo lo contrario. Todos los alumnos que lo cursaron el año pasado, están estudiando lo que querían y este curso van a ir algunos alumnos a estudiar a Francia. Por todo esto, estamos muy contentos”.

Un esfuerzo que compensa

Ana Chueca y Jorge Colio, estudiantes de 1º de Bachibac

Ana Chueca y Jorge Colio son estudiantes de 1º de Bachibac, y han decidido apostar por este proyecto por las ventajas que ofrece: “mi hermana salió con la primera promoción”, explica Ana “y vi que los resultados eran muy buenos. Yo ya había estudiado antes en Francia y me parecía una oportunidad para tener una buena nota media”. Jorge, por su parte, quería profundizar en la lengua, después de los intercambios que había hecho a Francia con el Instituto: “Además, es una buena oportunidad para mejorar mi francés y adquirir conocimientos más amplios”.

Los dos son conscientes del gran esfuerzo que requiere esta opción, pero creen que compensa: “Hoy en día”, asegura Ana, “merece la pena el esfuerzo por tener un título de un idioma”. “Cuesta llevar a cabo todo este trabajo”, coincide Jorge, “pero al final te abre muchas vías, que de otra forma no tendrías”. Ana tiene pensado estudiar medicina, por lo que no quiere arriesgarse a hacer un bachiller normal y que no le llegue la nota: “Si puedo hacerlo en España, bien, y si lo tengo que hacer en Francia, pues mejor aún”.
En cuanto a Jorge, tiene pensado estudiar bioquímica, “pero en España”, asegura, “y si cambio de opinión, siempre tengo la oportunidad de estudiar otra cosa en Francia”.

Artículo anteriorTudela acoge la colección de dibujos y esculturas de maestros del siglo XX del ICO
Artículo siguienteLa Orden del Volatín crea una nueva aplicación para las Fiestas de la Verdura