Tramo del Canal de Navarra en la zona media

El Ayuntamiento de Corella ha presentado una alegación al proyecto de la segunda fase del canal de Navarra en la que solicita aumentar en 1.465 ha. la superficie regable que afecta a su término municipal ya que considera la superficie recogida en el proyecto «no refleja la realidad de las necesidades agrícolas futuras de Corella».

El ayuntamiento recuerda que el proyecto inicial de 1997 ya preveía poner en regadío la superficie que ahora ha quedado excluida. Además señala que el proyecto no establece ningún tipo de compensación para el ayuntamiento y para los agricultores  la decisión de mantener como reserva de aves esteparias un total 1.847 Ha. del término municipal. Por último recuerda que las hectáreas propuestas se podrían poner en regadío sin ninguna dificultad técnica. que las razones técnicas permiten sin ninguna dificultad poner en regadío las hectáreas propuestas.

Las tierras de Abatores

El ayuntamiento de Corella recuerda que el 1997 el propio Gobierno de Navarra aprobó un Decreto Foral que establecía la puesta en regadío del término de Abatores. Estas tierras, explican desde el consistorio, son las que ahora se excluyen de manera injustificada del proyecto. «Si se hubiera llevado a cabo correctamente las concentraciones parcelarias que requería el proyecto, hubiera supuesto poner en regadío 3.317 ha. de terrenos comunales de los términos municipales Corella, Cintruénigo y Fitero, llevando trabajo y por lo tanto riqueza a la zona de Abatores».

Litigios sobre la propiedad

El ayuntamiento de Corella recuerda que en el año 1999 resultó imposible llegar a un acuerdo para determinar la propiedad de las tierras. «Se fue incapaz de entender que el futuro de la agricultura solo pasa por disponer de agua. No podemos permitir que vuelva a ocurrir semejante error y, al menos en Corella, se han puesto las bases para disponer de herramientas que permitan la concentración parcelaria y sea viable económicamente traer el agua a estas tierras», defienden desde el consistorio.

Compensaciones por las zonas de aves esteparias

Otro de los puntos sobre los que ha llamado la atención el ayuntamiento de Corella en su alegación al proyecto se centra en la creación de un zona de interés para la conservación de aves esteparias en el término municipal de Corella, una reserva de 1.847 Ha. que solo se pueden dedicar a la agricultura tradicional.

«La limitación para la agricultura es del tal grado que no se pude dedicar más que al cereal de secano, por lo tanto haciendo inviable cualquier rendimiento económico de estas tierras. No se discute la necesidad o no de esta reserva de aves esteparias, lo que se le exige al Gobierno es que se compense esta decisión de alguna manera, no puede ser que sea el municipio o los agricultores quienes asuman el coste económico de la decisión del Gobierno. Por eso la alegación va encaminada a pedir la compensación por medio d incremento de hectárea regables», aclaran desde el ayuntamiento de Corella.

Técnicamente factible

En su escrito de alegaciones, el ayuntamiento de Corella recuerda que no existen impedimentos técnicos que permitan poner en regadio la superficie que demanda. «Ni la delimitación de las parcelas regables es correcta, ni se puede argumentar falta de disponibilidad de agua, ya que existe excedente en el proyecto para regar las hectáreas propuestas. Tampoco se pueden esgrimir limitaciones técnicas para llevar agua a las 1.465 ha. No se puede ni justificarse ni impedir, que haya más hectáreas regables por el Canal de Navarra en Corella», señalan.

Desde el Ayuntamiento de Corella defienden la viabilidad de su propuesta. «No vamos a cejar en reivindicar este aumento de hectáreas en todos los despachos que sea necesario, recordando que la tierra solo con agua tiene futuro y que es ahora o nunca cuando hay que asegurar ese futuro con la llegada del agua del Canal a la Ribera».