Castillo de Cortes

Cortes es la puerta sur de la comunidad Foral de Navarra, el primer pueblo del camino jacobeo del Ebro, una villa y municipio español, situado en la merindad de Tudela, y a 118 km de la capital de la comunidad, Pamplona, con una larga y dilatada historia.
Las primeras referencias del actual término municipal de Cortes están fechadas en la Edad del Bronce. Estuvo poblado desde finales de la Edad del Bronce y principios de la Edad del Hierro, y su excavación del Yacimiento Arqueológico del Alto de la Cruz ha permitido documentar seis poblados utilizados durante 700 años a partir del siglo IX a. C. Las moradas más antiguas son chozas tanto redondas como cuadradas, sustituidas por otras rectangulares de adobe, divididas en dos salas con un hogar central, y con una muralla de adobe que protege el poblado. La necrópolis es un tradicional campo de urnas. Hay evidencias de que Cortes posteriormente fue poblado por los romanos y desde inicios del siglo VIII por los mulsulmanes. Su reconquista se debió a Alfonso I el Batallador a principios de 1119.
En 1900 se contabilizaron 1.140 habitantes, siendo la apertura del canal de Lodosa la principal causa del desarrollo demográfico, que ha hecho ascender la población a las 3.361 personas en la actualidad.
Durante muchos años perteneció a los Condes de Cortes y Duques de Villahermosa, cuyo castillo palacio todavía se alza airoso en el centro del núcleo urbano.
El origen
Los orígenes del castillo de Cortes son muy antiguos, pudiéndose remontar a la época de dominación musulmana anterior a la reconquista de la villa. Las primeras noticias de su existencia datan de los años 1128, fecha en que fue confiado a don Ramón – hermano del Conde Rotrón de Alperche- señor de la villa recién conquistada.

San Miguel con el Palacio Castillo de Cortes al fondo

Por los años finales del reinado de Sancho VII el Fuerte lo poseía Toda Ruiz, hija de don Rodrigo Abarca y, a partir de 1234, fue propiedad de la monarquía navarra, la cual nombraba sus alcaides y cobraba los tributos haciéndose cargo de las reparaciones; dicha propiedad la conservó la Corona hasta 1462 con el paréntesis de los años 1413 a 1428 que perteneció a Godofre; hijo bastardo de Carlos III el Noble, que se tituló primer conde de Cortes.
En 1462 Juan II lo donó a su hijo natural Alonso de Aragón, duque de Villahermosa. En 1533 se convirtió en marquesado, siendo su primer titular don Pedro Enríquez de Lacarra.
El castillo de Cortes está unido a la figura de Carlos III el Noble, quien se hospedó en él frecuentemente con motivo de sus cacerías.
El castillo fue escenario de la histórica entrevista entre Carlos III y Martín el Humano, rey de Aragón, cuando este eligió a Blanca para esposa de su hijo. En él, Fernando el Católico fue nombrado lugarteniente General del Reino para Cortes de Zaragoza en el 1464, como recuerda una lápida incorporada en la fachada.
La construcción, de origen medieval, ocupa un amplio rectángulo amurallado, con jardines en la parte posterior. Como núcleo del mismo tiene un patio rectangular, el patio de armas, en torno al cual se organiza todo el conjunto, situándose la vivienda señorial en el flanco occidental y en el ángulo sureste una torre prismática coronada por almenas y matacanes. Poco tiene que ver con la construcción actual, a no ser la cimentación de la citada torre, sótanos, así como la rampa que conduce desde el Patio de Armas hasta la primitiva puerta de entrada. El castillo tuvo otras torres, lo sabemos por la documentación que fueron reformadas en 1434 y 1447 por los moros tejeros y carpinteros de Tudela, como la Torre del Homenaje, la Torre Blanca y otras dependencias.
En el siglo XVI se remodeló este castillo, adquiriendo aspecto de palacio señorial, iniciándose la obra en el invierno de 1562 hasta 1634 que tiene lugar «la tasación de la fábrica del castillo». El actual recinto amurallado, de mampostería y ladrillo, con macizos torreones semicirculares flanqueando la entrada, fue construido en la Edad Moderna. Con todo, el definitivo aspecto corresponde a la reforma del siglo XIX, como bien delatan los arcos apuntados de algunas ventanas así como el ambiente romántico de los interiores neogóticos.
El 2 de febrero de 1993 fue declarado Bien de Interés Turístico Cultural en la categoría de Monumento .
En 1999 el Ayuntamiento compró el Castillo de Cortes por 76.000.000 millones de las antiguas pesetas.

En el año 2008 un grupo de unos 15 vecinos voluntarios crearon la Asociación “Amigos del Castillo de Cortes”.
Desde entonces este grupo de personas altruistas se han dedicado a restaurar, conservar, mantener y enseñar las dependencias a todos los visitantes que se acercan a visitarlo. Gracias a ellos el castillo palacio se ha convertido en el mejor espacio cultural de la localidad.
Hoy en día sus mas de 200 voluntarios siguen trabajando incansablemente en la conservación y difusión de su patrimonio y de su historia. Ya han restaurado la Bodega o cuarto del grano, Salón de Piedra o Salón del Tapiz, Galería, Comedor de diario, Capilla, Comedor principal, Habitación de la Duquesa, Despacho del Conde, Habitación y recámara del Torero, Baño y Vestidor, además de restaurar muebles y carroza, confeccionar cortinas, arreglos varios y limpieza del edificio.
Desde el Ayuntamiento se ha solicitado una subvención a los Next Generation que está pendiente de resolución y que podría conllevar la restauración completa del edificio.
Todos los domingos a las 12:00 h. realizan visitas guiadas, habiendo disponibilidad para grupos , asociaciones, colegios otros días y horarios, siempre previa cita al 676381563. Desde 2011 son mas de 20.000 personas las que han visitado el Castillo.
En verano se hacen visitas nocturnas teatralizadas cinco viernes.
Organizan conciertos, bodas, exposiciones, ect. y colaboran en todo lo relacionado con el Castillo.
Gracias a este grupo de voluntarios que conforman la asociación Amigos del Castillo de Cortes, tenemos el castillo palacio en la situación actual.

 

EXPOSICIÓN PERMANENTE DEL YACIMIENTO ALTO DE LA CRUZ

Ubicada en las dependencias del castillo, se inauguró el 1 de octubre de 2017 y cuenta con una amplia representación de piezas encontradas en El Yacimiento que fue descubierto en 1947.
La exposición, cuyo hilo conductor se basa en la idea del Alto de la Cruz como clave de la protohistoria europea en nuestra península, trata éstos y otros temas relacionados con el yacimiento arqueológico (formas de vida, relaciones comerciales, producción económica, rituales, formas de enterramiento, etc.) y nos permite explicar también la evolución de las metodologías de investigación en la península Ibérica desde mediados del siglo XX hasta la actualidad. Además se constituye en el punto de partida de una serie de acciones ligadas a la investigación, la conservación, la gestión y la difusión del patrimonio arqueológico del Alto de la Cruz que se están desarrollando desde el año 2017.
Visita todos los domingos a las 11:00h. con cita previa 676 381 563

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DEL ALTO DE LA CRUZ

El yacimiento del Alto de la Cruz de Cortes de Navarra se descubrió casualmente en 1947. El primer director de la investigación fue don Blas Taracena, que aplicando con el máximo rigor la metodología estratigráfica entonces poco conocida en España, pudo descubrir que se trataba de un yacimiento de gran interés para el conocimiento de la implantación de la metalurgia del hierro en el Occidente europeo. A partir de 1953 se hizo cargo de la dirección de los trabajos Juán Maluquer de Motes.
Los primeros resultados fueron presentados al IV Congreso Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas en Madrid, en 1954 y, posteriormente al V Congreso celebrado en Hamburgo en 1958. La amplia secuencia estratigráfica que abarca desde la Edad del Bronce avanzado, hasta la Primera Edad del Hierro, han hecho del yacimiento de Cortes de Navarra referencia obligada en los estudios de la prehistoria europea.

El Alto de la Cruz es un asentamiento del primer milenio aC. definido como Oppidum fortificado y situado sobre la ribera derecha del río Ebro. Su estructura urbanística le destaca como centro poblacional y le permite controlar la organización del territorio de la región comprendida entre los macizos de Bardenas Reales y el Moncayo. Su localización, en la confluencia de los ríos Ebro y Huecha, le confiere una posición dominante sobre los habitantes y las estructuras de producción de la zona, supremacía que se refleja en la secuencia estratigráfica, así como en el mobiliario y los tipos constructivos.
La secuencia cronoestratigráfica del yacimiento del Alto de la Cruz alcanza un período cronológico comprendido entre la Edad del Bronce (en torno al 1100 aC.) y la segunda Edad del Hierro (hacia el 350 aC.), y es la clave para el estudio de la transición y de la continuidad de poblamiento entre el substrato indígena del Bronce medio-final en el valle del Ebro y las comunidades que se establecieron sobre el territorio a finales de la Edad del Bronce. Asimismo y después de las excavaciones y estudio de las décadas de los 80 y 90 del siglo XX, se han podido reestructurar y organizar tres fases de poblamiento (documentadas en los 50 del siglo XX) en 6 fases definitivas y contrastados por análisis del C14 (PI a PVI) que reinterpretan y adaptan la corriente interpretativa de los años 50 (s. XX) que relacionaba el desarrollo del Alto de la Cruz con las denominadas “migraciones indoeuropeas”.
Por otra parte y en relación a las tipologías constructivas, las casas seriadas de planta rectangular características del poblado en sus fases más espléndidas (anteriormente relacionadas a migraciones indoeuropeas) son consecuencia de un período evolutivo autóctono, puesto que los fondos de cabaña de los niveles inferiores documentados en las campañas de los años 80 y 90 (s. XX) presentan plantas cuadrangulares evolucionadas (similares en estructura y orientación a las fases más antiguas en adobe del poblado), a partir de otras de perímetro circular (los más antiguos hábitats documentados en el poblado).
Las intervenciones realizadas durante la segunda mitad de la década de 1990, centradas en la definición de la secuencia crono-estratigráfica del yacimiento, y su evolución arquitectónica revisando las conclusiones de los trabajos previos de Maluquer de Motes, permitieron identificar la existencia de una potente muralla construida con bloques de adobe perfectamente entrelazados hasta alcanzar una potencia o anchura de casi cinco metros. Dicha fortificación no era el resultado de la suma o adición sucesiva de las paredes posteriores de las estructuras de habitación, sino que respondía a un urbanismo prefijado en el que se había definido el límite perimetral del asentamiento construyendo la estructura defensiva antes de la distribución del espacio interior.

El Alto de la Cruz es una superposición de diferentes poblados. Seis asentamientos prehistóricos, que tuvieron diferentes finales, uno de ellos se destruyó por un incendio, en el que se ven como las chozas más antiguas de finales de la Edad de Bronce son redondas y dan paso a las rectangulares de la Edad de Hierro.
Fue declarado Bien de Interés Cultural de Navarra en 1999

PARQUE MUNICIPAL

En la parte trasera del castillo, la antigua huerta del Castillo, hoy parque municipal, cuenta con 25.000 m2 y con noventa especies vegetales que constituyen un jardín único en la Ribera Navarra.

Antiguamente servía tanto de esparcimiento para la familia del Conde de la Unión como de huerto, gracias a las dos acequias que discurren por su interior estaba asegurado su riego. Los caminos de gravilla, con una cota superior a la de los parterres con plantaciones, podían seguir siendo utilizados durante el riego a manta ya que no se inundaban.
La zona más utilizada era la ubicada junto al acceso secundario al Castillo, contaba con un íntimo jardín a la manera italiana y una pradera con césped que servía de pista de tenis, hoy desaparecidos. El resto, siguiendo el modelo de jardín inglés, contaba con caminos serpenteantes entre vegetación exuberante y variada con pequeñas colinas artificiales.
Como curiosidad, las tierras provenientes de la excavación del edificio de las Bodegas se utilizaron para crear dos montañas artificiales.

El Parque de la Huerta acoge el Belén Viviente que se representa en Navidad desde hace más de 20 años.

De las especies arbóreas, destacan los excepcionales cedros del Líbano centenarios.
El Castillo era autosuficiente, contaba con varios huertos de tubérculos, hortalizas y frutales e invernaderos para vegetales y flores, así como corrales y gallineros. Por último el complejo se completó a mediados del siglo XIX con el edificio de las Bodegas para vino que contenía almacenes y la casa del administrador.
El 21 de octubre de 1999 el Ayuntamiento de Cortes compró el Castillo, para la apertura al público del jardín hubo que recuperar caminos y crear nuevos accesos, acondicionar el estanque que se usaba para criar cisnes y crear compost, y por último el antiguo huerto se transformó en una gran plaza a modo de anfiteatro para actuaciones al aire libre.
El actual parque público es por su tamaño, variedad vegetal y excepcionalidad, una verdadera joya natural del Valle del Ebro.

IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA

Se comenzó a construir en 1547 ”sobre el solar que ocupaba la iglesia anterior dedicada a San Juan” (posiblemente románica). En 1333 se hicieron en su interior las capitulaciones matrimoniales entre Doña Juana heredera del reino de Navarra y Pedro IV el Ceremonioso heredero del reino de Aragón. Representaban a los Reyes de Navarra el Gobernador Enrique de Sully y a Aragón el Arzobispo Pedro Zaragoza. Con una talla de la Virgen de 36 cm, de origen Flamenco del s.XV donada por la Reina Doña Blanca de Navarra en 1433. Obra de exquisita belleza. Restaurada en 1983. Su tesoro más preciado es el retablo central, aunque también destaca la talla del Santo Cristo de la Buena Muerte, de estilo barroco.
Nave central: Gótico renacentista.1566. Aún se conservan obras del maestro Eguiazabal. Naves laterales: s. XVIII
Capilla del Santo Cristo: s. XIX 1891. Con su talla del crucificado y tallas de María y San Juan a pie de Cruz.

 

PALOTEAO DE CORTES

Desde finales del siglo XIX persiste la bella tradición del paloteado, que se celebra el 29 de septiembre y es un claro ejemplo de folclore que aúna representaciones teatrales: la pastorada, que es un dialogo en verso, de posible origen relacionado con el teatro medieval; el entremés, con un diálogo cómico; el auto de San Miguel Arcángel, en su lucha y victoria sobre el diablo; los dichos, donde se satiriza los acontecimientos más relevantes ocurridos en Cortes en el transcurso del año, con danzas realizadas por paloteadores, hombres y mujeres, y que consta de dos bailes de cintas y dos de palos, cuyo origen pueden remontarse a las celebraciones agrarias al aire libre. El Paloteado de Cortes tiene el reconocimiento de ser Bien de Interés Cultural como Bien Inmaterial desde finales del año 2014.

MONUMENTO AL LABRADOR

En la plaza España, mas conocida como “el planillo” se encuentra el monumento al labrador realizado por el escultor navarro Ismael Loperena . Representa, en figura a tamaño natural, al típico labrador de la Ribera de Navarra, con azada y alforja al hombro, boina calada en la cabeza y sujetando en la mano derecha un haz de trigo. Obra muy bien conseguida, de gran expresionismo, realizada en piedra de Floresta e inaugurada el 2 de Diciembre de 1988.

Dirección: Plaza España

PUENTE DEL CANAL IMPERIAL

Situado a kilómetro y medio del núcleo urbano, cruza el Canal Imperial de Aragón y cuenta con más de dos siglos de vida. Restaurado en 2021, es el único de esta tipología que queda en pie, con un arco, de ladrillo y pretiles de piedra sillar.

MURAL DEL PARQUE DE LA MEDIA LUNA

Obra realizada por el artista local Daniel Blasco en agosto de 2021 en el parque de la media luna.
Dirección: Calle Mártires de la Patria

CHIMENEA DE LA EBRO

Está ubicada en lo que era la antigua azucarera denominada «sociedad del ebro», que data de 1921 y de la que todavía se conserva como recuerdo parte de su vieja chimenea (que llego a medir 63 metros de altura) y una vieja máquina de tren propia de la empresa.

LA RAPERI

En 1917 nació La Râperie. Como su nombre francés lo define, la fábrica se hizo tan solo para molturar la remolacha y obtener así su jugo sin llegar a la obtención del producto final, el azúcar. De esta forma se iba a comportar como fábrica auxiliar de la verdadera azucarera que la SGAE tenía en Alagón. El producto líquido obtenido en La Râperie de Cortes junto con el obtenido en otra planta similar en la localidad aragonesa de Gallur iba a requerir su conducción por una tubería hasta la Central Azucarera de Alagón. El llamado “jugoducto” que resultaba muy innovador en el momento, planteó, sin embargo, muchos problemas de mantenimiento ya que su larga distancia, 34 kilómetros, hacía que el jugo se enfriara y terminara cristalizando con la consiguiente obstrucción del mismo. La fábrica contaba con una gran báscula de recepción de remolacha, varios silos de almacenamiento, 14 difusores con una capacidad de 45.000 litros y particularmente las bombas de impulsión del líquido obtenido hacia el jugoducto. Contaba además con un grupo generador de energía, lo que denominaban entonces fábrica de electricidad, para el alumbrado y movimiento de los difusores y demás maquinaria. A efectos fiscales el valor catastral de la fábrica era de 128.685 pesetas y también se producían dificultades tributarias derivadas de la ubicación de la fábrica en Navarra cuando su titularidad era aragonesa. Aunque la Raperie tuviera una gran capacidad de molturación, de unas 15 mil toneladas por campaña, las dificultades referidas hicieron que solamente funcionara durante 3 años dejando de molturar tras la campaña de 1922. En ella llegaron a trabajar unos 150 trabajadores. Sus instalaciones, abandonadas siguieron siendo de propiedad de la SGAE hasta el año 1968 en que sus casi 25 mil metros cuadrados fueron vendidos a un particular, Pedro López Belástegui por 650.000 pesetas.

MUSEOS PARTICULARES

MUSEO DEL HUEVO DE AVESTRUZ

Museo particular de Inés Litago que cuenta con mas de 1000 huevos de avestruz pintados a mano, que lo hacen único en esta categoría en Europa. Además tiene mas de 500 huevos de oca decorados y diversas antigüedades.
Cita previa al 637090087

Dirección: Calle San Miguel, 10

MUSEO EL BAÚL DE LOS RECUERDOS

Museo particular de Salvador Ibáñez donde podrás trasladarte al siglo pasado, y en el que expone un montón de herramientas y objetos que se usaban en los antiguos oficios del pueblo.
Cita previa al 696611283
Dirección: Calle Fueros de Navarra

EXPOSICIÓN “DAME LA MANO Y VAMOS A DARLE LA VUELTA AL MUNDO”

Otra original exposición privada que puede visitarse es la de Pedro Mari Monasterio, que bajo el título ‘Dame la mano y vamos a darle la vuelta al mundo’ está dedicada al reciclaje creativo.
Cita previa al 677504747
Dirección: Carretera de Novillas

CARLOS SEBASTIÁN “CALABROCHA”

Es otro artista cortesino que crea esculturas metálicas en su taller dando otra oportunidad a pedazos de hierro.
Cita previa al 625514633

DÓNDE COMER

La localidad cuenta con una amplia oferta de hostelería donde además de comer podrás degustar todo tipo de pinchos, aperitivos.

Bar restaurante El Charly
C/Lavadero 26
948810818
www.restaurantecharly.es

Bar Las Piscinas
C/Donantes de Sangre,1
677106011

Bar restaurante La Abuela
Calle Cervantes,54
948800064/678457535

Bar jubilados de Cortes
Calle Azucarera,2
948800787

Bar/terraza el Muro
Plaza Mayor,7
948810853/629458073

Bar El Norte
Calle Doña Carmen Bellido,32
657154856

Casino La Unión
Plaza Mayor,13
948800102/ 618187905

Bar la Cantina
Estación Ferrocarril
669063182

Bar El Window
Plaza Mayor,11
948810733/687573591

Cafetería La Pastelería
Calle San Juan
654076279

 

DÓNDE DORMIR

El Talón del Reino
La casa está muy bien ubicada, ya que está en el centro urbano en un entorno natural muy bien cuidado, enfrente de un paseo poblado de árboles y césped y al lado de un pequeño parque infantil y del consultorio médico.
La casa dispone de 1 habitación doble (con posibilidad de cuna), 1 habitación de matrimonio, y una habitación con dos pares de literas, 2 baños, salón, cocina comedor totalmente equipada. Se admiten animales de compañía.
Si te gusta hacer senderismo hay rutas señalizadas que salen del pueblo hacia el Ebro, Sotos de Mora etc. Si te desplazas un poquito mas puedes visitar El Bocal (donde nace el canal imperial de Aragón), Tudela con sus monumentos, Borja, Tarazona, El parque natural de Bardenas Reales, etc.

Dirección: C/Azucarera nº 3
Teléfono: 665 615 855 / 652 656 858
Email: eltalondelreino@hotmail.com
Web: www.turismoruralnavarra.es

Rincón del Bu
Está ubicada en el municipio de Cortes. En la puerta sur del Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra, a un paso de Senda viva y de la Sierra del Moncayo. Además estamos muy cerca de Logroño, Pamplona y Zaragoza. Sin olvidarnos de Olite y Tudela ciudad cercana.
La casa dispone de 2 apartamentos:
Apartamento: 1 dormitorio doble, baño y sala de estar-cocina con sofá-cama.
Apartamento II: 4 dormitorios,2 baños, salón-comedor-cocina y salita infantil.
Los apartamentos disponen de calefacción y aire acondicionado y en el exterior zona común con amplia terraza y jardín de 200 mts. con piscina privada y barbacoa.
Las actividades que se pueden realizar desde los apartamentos son muy numerosas.
Además destacamos que Casa Rural Rincón del Bú podrás realizar Windsurf y Kitesurf, muy cerca de nuestra de nuestra casa, en el embalse de la Loteta, a 12 km. de Cortes.
Dirección: Blanca de Navarra, 6
Teléfonos: 660 308 471/605 024 484
Email: info@casaruralbardenas.es

Una gran riqueza histórica

Inma Ciriza- Concejala de Patrimonio de Cortes

Cortes es un pueblo que puede presumir de muchas cualidades culturalmente, gracias al rico patrimonio del que dispone. Empezando por el Castillo Palacio del siglo XII, el Parque Municipal, espacio botánico único en la Ribera con mas de 100 especies vegetales diferentes y únicas en la zona, el Yacimiento Arqueológico del Alto de Cruz de finales de la Edad del Bronce y siguiendo por los cuatro museos privados de características totalmente diversas, alguno de ellos como el del Huevo de Avestruz pintado a mano, único en Europa. Pocos pueblos pueden vanagloriarse de poseer tanta riqueza cultural. Pero todo esto no sería posible si no fuera por el trabajo incansable de los propietarios de los cuatro museos que ponen su trabajo y sus instalaciones a disposición de todos los visitantes y a la labor de la “Asociación Amigos del Castillo de Cortes” y de los Voluntarios del Alto de la Cruz. Ellos son los que gestionan de manera encomiable las visitas y actividades que se programan.
Desde la concejalía de educación, cultura y patrimonio estamos a su disposición para que Cortes sea un referente cultural en La Ribera de Navarra, porque vamos a seguir trabajando para que nuestra historia y nuestro pueblo sea conocido en todos los rincones del mundo.
Por ese motivo animamos a todos los visitantes a acercarse a Cortes y disfrutar tanto de nuestro patrimonio como de nuestra excelente gastronomía.Turismo Cortes